martes, 1 de septiembre de 2009

La Lima



Regresando de Ensenada, donde pasé cinco días comiendo lo más posible para recorrer todos los lugares que quería visitar (obviamente no me dio tiempo), me invitaron a una semi-institucionalizada comida en viernes. La propuesta, la de siempre: Mi Gusto Es. Es muy bueno, sí, y los precios son justos, también ...pero existen más lugares para comer mariscos. Come on!

Sin convencer realmente a T y a M, decidí unilateralmente manejar hacia el Contramar. Cuál sería mi sorpresa cuando nos dijeron que debíamos esperar dos horas... Moríamos todos de hambre y estábamos de mal humor, por lo que huímos al instante. Fuimos a un lugar que había yo visto varias veces pero al cual nunca había ido: La Lima, en Tamaulipas, cerca de Vicente Suárez.

Llegando, lo de cajón: un aguachile. ¡Nos arrepentimos en cuanto lo vimos y más cuando lo probamos! Camarones pacotilla pre-cocidos, refrigerados, en limón acuoso... En fin, de esos platos que jamás debe un pedir. Las tostadas de "ceviche" de camarón, lo mismo, dos camaroncitos diminutos, con sabor a refri y bañados en catsup. Para entonces comenzábamos a desilusionarnos...

Unas chalupitas oaxaqueñas con camarón no estaban tan pior. Tres chalupitas con frijoles, unos de esos mismos camarones que disimulaban su sabor, aguacate y salsa. Un sabor más tradicional. Los tacos de pescado al pastor tampoco estaban tan mal, aunque a mí me gustaron más las chalupitas.

Un rasurado de atún salvó mi comida. Con el atún rara vez hay pierde. Aunque la preparación no sea la adecuada, me parece que el atún suele resistir.

Una sopa de langosta parecía no estar tan mal, sólo le hacía falta un poco de sazón, por lo que le puse (rara vez le añado algo a la comida, osea que T detectó de inmediato que no estaba buena la sopa) un poco de salsa inglesa, una pizca de sal y un poco de salsa. Mejoró, aunque luego de unas cucharadas me hartó el sabor a langosta congelada y a "crema" aguada.

El taco de pescado estilo Ensenada estaba bien, pero no se compara con los auténticos. Un capeado común y corriente, mucha mayonesa... Por desgracia no pude ir al Fenix por los mejores tacos de pescado y camarón de la Cenicienta del Pacífico.

Mi sugerencia: eviten a toda costa terminar en este "Bar de Playa". No sólo no se disfruta la comida, sino que algo les hizo daño a T y a M a las pocas horas, por lo que la mala experiencia fue doble.

4 comentarios:

Tesalia dijo...

terrible, mala música, comida cara, mala comida, comida mala. de todo un poco.

yo hubiera esperado en contramar...
o de plano me hubiera ido a los arcos.

carmen dijo...

en donde esta este restaurant? Pa no ir jejej. De veras te perdiste de muchos mejores tacos. Si regresas a Ens, antes visita ensenadita.com ahi hay recomendaciones culinarias chidas :D
saludos!

Chef Rouge dijo...

yo fui hace ya un rato y me impresion fue igual q la tuya, el lugar es bastante malo

GY dijo...

El lugar, ubicado en la calle de Tamaulipas, en la Condesa, es casi tan malo como la película Pacto de Sangre...
Carmen, sin duda he probado los tacos del Fenix, de La Avioneta y algunos otros... No me antojes.